27 enero, 2021

Curicó vence a la UC en el partido más singular de 2020

Un partido que se recordará siempre en el fútbol chileno. El del apagón, el del penal más largo de la historia, el que comenzó el 15 de octubre y se acabó el 11 de noviembre. El que tuvo como protagonista Fabián Cerda y su espectáculo para atajar ilegalmente (y dos veces) el mismo tiro desde los 12 pasos. El partido en que Universidad Católica no pudo remontar el marcador ante Curicó Unido, en La Granja.

Imagen principal

Se jugaron 49 minutos en la ciudad de la Séptima Región. La UC tenía que dar vuelta el 2-0 que se llevó antes del corte de luz, por los tantos de Parra (hoy en la Selección) y Castro. Tenía a sus favor que el compromiso debía reanudarse con la ejecución de un penal, que originalmente debía servir César Pinares (hoy en Gremio de Brasil). Aued tomó la responsabilidad y Cerda tapó, evidentemente adelantado eso sí. Se repitió y ahora Zampedri acomodó la pelota. Otra vez Cerda contuvo en posición antirreglamentaria, por lo que el argentina tuvo otra oportunidad, que no falló.

Un 2-1 que le puso emoción al partido. Tiempo suficiente para la remontada y acotado, pensando en que ambos equipos debían esforzarse al máximo sin temor al cansancio. En ese sentido, pese a la anotación de la Zampedrineta, Curicó le tomó mejor el pulso al minipartido. Cerró el juego por las bandas, dobló siempre a quienes llevaban la pelota por ese sector del campo, lo que dejó sin sorpresa a la UC.

Cerda no volvió a sufrir después del triple penal que enfrentó. Fue Curicó, de hecho, el equipo que se generó las mejores ocasiones. Dituro le sacó brillantemente un remate a Harding, por ejemplo. El mejor nivel de los locales se ratificó luego con un penal de Lanaro sobre el mismo Harding, que Castro transformó en el 3-1. La sentencia de un partido muy singular.

Lo cierto es que los curicanos fueron muy superiores a los cruzados. El 15 de octubre y el 11 de noviembre. Y por eso se llevó la victoria. El descuento de Zampedri fue solo un adorno extra. La segunda derrota de Católica en el torneo quedó firmada y con eso, el equipo de Larcamón (hoy aislado por Covid positivo en Buenos Aires) saltó al quinto lugar de la tabla. El líder sigue arriba, en solitario, pero no pudo sacar más ventaja de sus perseguidores. 

El juego más extraño de la temporada llegó a su fin. Difícil de olvidar….

Fuente: Diario La Tercera